A password will be e-mailed to you.

Para los extranjeros que recién llegan a Japón, es todo un reto aprender a leer Hiragana, Katakana y más aún el Kanji. Pero uno no puede decir que se puede comunicar perfectamente en japonés hasta que aprende además a “LEER EL AIRE”.

Sí, aprender a “leer el aire” es esencial para poder desenvolverse adecuadamente en la sociedad japonesa. Cualquier japonés le podrá decir que “no saber leer el aire” es considerado un GRAN defecto, y es algo que molesta mucho a la gente. En japonés “no saber leer el aire” (Kuki ga yomenai) significa hacer o decir cosas en el momento inapropiado. Es sobresalir diciendo o haciendo algo inoportuno, torpe, no adecuado para ese lugar o momento.

El otro día discutía con un amigo japonés sobre la importancia de saber leer el aire en Japón, y yo le decía que en otras sociedades también es necesario saber cuándo ser oportuno. Pero, al final acepté que él tenía razón: En Japón es aún más importante que en otros lugares, porque aquí, por las características de su cultura, hay MUCHAS cosas que no se dicen y que se espera que el otro las pueda “captar”. Los japoneses son más sutiles en su comunicación, es considerado “rudo” ser demasiado directo cuando uno quiere decir algo (sobre todo si se trata de rechazar alguna invitación), y es por eso la importancia de esta “habilidad”.

La razón por la que empecé a hablar de este tema con mi amigo japonés (y que decidí escribir sobre eso aquí) es porque le contaba a él sobre una compañera mía del trabajo, a quien le gusta hablar sobre su vida amorosa y los problemas con su novio, pero que en ocasiones habla excesivamente de eso y con personas no tan cercanas a ella. Esto es considerado KY (kuki ga yomenai) en Japón.

Los extranjeros solemos cometer errores del tipo KY con bastante frecuencia. Como por ejemplo, me pasaba cuando me comía algún sándwich mientras caminaba por la calle (es considerado “feo” caminar comiendo en Japón) y la gente me quedaba mirando.

Me imagino que TODOS los extranjeros que vivimos en Japón hemos pasado por alguna situación así, por no saber lo que es considerado “apropiado” o “inapropiado”. ¿Te ha pasado a ti?