Antes que nada quiero expresar mis sinceras condolencias por las personas fallecidas en el Terremoto de Kumamoto y el Terremoto de Ecuador. Seguiré escribiendo otros artículos de apoyo para los sobrevivientes y sus familias. 
En estos desastres naturales hay muchas cosas que hacer y contar, así que hoy les quiero contar una historia que me impactó sobre un perro de rescate llamado Yumenosuke (夢之丞).

yumenosuke en helicoptero

Yumenosuke, en camino en helicóptero a la zona del desastre en Kumamoto. | Photo: Peace Winds

El trabajo de los perros de rescate en zonas de desastres es encontrar a la gente  enterrada o extraviada entre los escombros. Son los primeros en llegar a terreno para comenzar la búsqueda.
La noche del 14 de Abril, Yumenosuke fue enviado desde Hiroshima a Kumamoto, y el siguiente día a las 8 a.m. ya estaba buscando a personas perdidas. Lo que mucha gentes sabía hasta ahora es que Yumenosuke era un perrito que estaba agendado a ser aniquilado.


La historia de Yumenosuke

En noviembre del 2014, el personal de una ONG que hace ayuda humanitaria en zonas de desastre o de conflicto llamada Peace Winds, había encontrado a Yumenosuke en un centro de acopio de perros en Hiroshima. El centro se llama Centro de Protección de Animales, pero en realidad es un matadero de perros sin dueño que no encuentran a alguien que los cuide.

En una jaula pequeña estaba este perrito de 3 o 4 meses, temblando y acurrucado, esperando su turno para ser aniquilado en la sala de gases venenosos. Por su gran suerte, quedó en espera por un día más ya que la sala de gas de había llenado con otros perros. El personal de Peace Winds pidió llevarse al cachorro, y lo sacaron de la jaula, y él quizá pensando que era su turno, se orinó de miedo.
Peace Winds adopta a varios de estos perros para entrenarlos como caninos de rescate en zonas de desastre. A este perrito lo nombraron Yumenosuke (el que se salvó del sueño y da esperanza) ya que milagrosamente se salvó de ser metido a la sala de gas irónicamente llamada “Dream Box”.
Una vez llevado a casa, el staff encargado de criar y entrenar a Yumenosuke se demoró un año entero en que Yumenosuke pierda el miedo y abra su corazón a sus nueva familia. Le temía a los humanos y rara vez salía de su jaula.

Primero se pensaba que Yumenosuke no estaría apto para ser un can de rescate porque era muy miedoso, pero después de 4 años de entrenamiento, pudo vencer a sus fobias y pasó los exámenes para salir a trabajar.

Su primera misión fue en Agosto del 2014, cuando hubo un desprendimiento de tierras en Hiroshima.

Mucha gente falleció y fue enterrada por el lodo y tierra de las montañas. De inmediato se formó una misión de rescate donde Yumenosuke pudo encontrar el cuerpo de un hombre fallecido. El mantenerse quieto y esperar a que su compañero de rescate venga a ver lo que encontró fue tal como lo habían practicado durante su entrenamiento.

Después de varias misiones dentro y fuera de Japón durante ese año, Yumenosuke fue premiado con la medalla que se le entrega a los animales que salvan vidas y apoyan a los rescates humanitarios.

Yumenosuke también se encontraba en las misiones de rescate en Kumamoto. Llegó a la zona de desastre unas 11 horas después del terremoto. Caminando entre vidrios partidos y escombros, apoyo a las misiones de rescate. Estuvo una semana buscando a personas perdidas en la zona de Mashiki, Anei-Chiku, la zona más afectada en Kumamoto.
 La noticia de un perro valiente que no se asusta por los temblores y que nunca se rinde trabajando día y noche para salvar a los humanos ha cautivado el corazón de muchos japoneses. Un perro que fue abandonado por su dueño, que estuvo a punto de ser aniquilado por los hombres, es ahora un perro héroe que salva la vida de estos mismos animales de dos pies.

En Japón, cada año se aniquilan unos 12,800 perros y gatos. La mayoría porque sus dueños los dejaron en la calle. Espero que la historia de Yumenosuke sirva como oportunidad para pensar de la vida, no solo de los humanos, sino que también de todos los animales que nos acompañan.
Hoy en día, Yumenosuke y varios otros perros rescatados están trabajando como perros de rescate en zonas de alto riesgo. Peace Winds Japan trabajan a la par de estos super caninos. Si te gustaría apoyar a sus actividades puedes hacerlo aquí: http://peace-winds.org/en/donate.html
Si te has vuelto fan de Yumenosuke, puedes seguir sus hazañas en su propio fanpage aquí (en japonés) : Facebook/pwj.rescue.dog
Muchas gracias Yumenosuke por tu trabajo de rescate y por inspirar a tantas personas en apoyar. Espero que te den de tus galletas favoritas cuando termines la próxima misión.

[easy-tweet tweet=”El perro japonés que se salvó la vida, y ahora rescata vidas.” via=”no” usehashtags=”no”]

Akira Uchimura

Akira Uchimura

Chileno-Japonés trabajando siempre en acercar más Japón a Latinoamérica y viceversa.

Leave a Reply